Paz…


La paz mundial es un duro trabajo si la vemos desde afuera hacia dentro, es decir, del mundo hacia nosotros, cuando en realidad la respuesta es mucho más sencilla si la miramos al revés. Es mucho más sencillo tratar de cambiar nuestros hábitos que cambiar los de los demás, por ello antes de pretender cambiar el mundo es preciso cambiarnos a nosotros mismos.

De allí la importancia de conseguir la paz interior para poder contagiar a las demás personas a nuestro alrededor con buenas vibras.

Sin pretender ser una experta en la materia, me atrevo a recomerdarles los siguientes pasos:

  1. Tomar conciencia de los pensamientos negativos que llegan a nuestra mente
  2. Observar y estar atentos de la llegada de esos pensamientos negativos
  3. Desechar esos pensamientos negativos. Liberarnos.
  4. Llenar nuestra menta de pensamientos positivos.
  5. Obligarnos a vivir el presente, el AHORA.
  6. Contar hasta diez cada vez que alguien nos hace enojar y nos provoca darle una mala respuesta.
  7. Orar todos los días por esa paz interior y buscarla en cada momento de nuestra vida.
  8. Hacer ejercicios lo más frecuentemente que podamos. Recuerden que el liberar endorfinas nos permite ser personas mucho más alegres  y eficacez.

Espero escuchar sus críticas y recomendaciones a este plan de novata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: