GREGORY SANABRIA: UN HIJO DE DIOS TORTURADO EN EL SEBIN

mayo 23, 2018

gregory-sanabria.jpg
“No hay que hacer justicia por propia mano,
pero está en nuestras manos que se haga justicia”
Alfredo Romero

A sus 28 años María Sanabria esperaba con gran emoción a su segundo bebé, un niño que pronto llegaría para llenarle la vida de bendiciones con su hermosa y tímida sonrisa, con alma de ángel y un corazón tan noble que lo haría sacrificarse a sí mismo por el beneficio de otros. Un niño que mientras crecía en su vientre le recordaba lo hermoso que era la vida y por quien valía la pena esperar hasta tenerlo entre sus brazos y cuidarlo por siempre.
Así llegó el 9 de febrero de 1994 y en la ciudad de San Cristóbal, estado Táchira, nació aquel ansiado y amado bebé a quien su mamá llamó orgullosamente Gregory Antonio Sanabria Tarazona.
Sin embargo, el tiempo pasó muy rápido ante los ojos de aquella abnegada madre quien de un momento a otro vio a su hijo llegar al bachillerato y posteriormente empezar a estudiar Ingeniería en Informática en la Universidad Experimental del Táchira (UNET), además de una licenciatura en Teología en el seminario de las Asambleas de Dios pues, nacido en el seno de una familia cristiana desde muy joven Gregory se había enamorado plenamente de Jesús como único camino de salvación y amor al prójimo.
Humilde y muy inteligente, Gregory aprendió a leer música antes del español y a pesar de que era feliz con sus hermanos y su adorada madre, no podía estar tranquilo ante tanta maldad e injusticias cometidas por el régimen de Maduro. Por lo que a partir del 2013 comenzó a luchar por los Derechos Humanos y llevar un mensaje de amor y esperanza en cada protesta a la que asistía.
Desde entonces, su compromiso con la libertad del país se fue profundizando cada día, por lo que su mamá, quien es también su confidente y mejor amiga, le suplicó de rodillas y llorando que abandonara las calles, que no se siguiera arriesgando pues temía que lo mataran o llevaran preso como a tantos otros. Al verla en aquel estado, Gregory intentó complacerla pero, no lograba estar en paz consigo mismo. “Es normal que las madres se preocupen por sus hijos” pensó cuando decidió salir de casa sin despedirse. “Venezuela nos necesita, es hora de que alguien haga algo y si yo no salgo cómo le podré pedir a otros que lo hagan, que la cuiden y defiendan en contra del tirano. No puedo mamá, siento mucho desobedecerte. Tú me enseñaste a creer en Dios y en este momento mi deber con Él es luchar por el oprimido, por el que sufre, por quien nos necesita pues solo cuando vemos en ellos a Jesucristo y salimos a socorrerlos es cuando somos verdaderamente cristianos” reflexionó aquel gocho ya en camino a las protestas.
Así pues, comenzó a relacionarse con los jóvenes que al igual que él salían a las calles esperando alcanzar la libertad y el bienestar para todos en una nueva y mejor Venezuela, ganándose muy pronto el respeto y cariño de sus compañeros durante los meses de protestas en las que le tocó correr y esquivar los innumerables perdigones, balas y bombas lacrimógenas con las que fueron atacados por el régimen durante sus protestas pacíficas las cuales solo dejaron muchos heridos, muertos y presos políticos en todo el país.
Al enfriarse las calles, desilusionado y aceptando la voluntad de Dios, regresó a casa con su familia para seguir orando, estudiando y ayudando en el mantenimiento y limpieza de la universidad, actividad que precisamente hacía el siete de octubre del 2014 cuando fue detenido y acusado de conspiración para la rebelión y querer cambiar violentamente la Constitución junto al alcalde de Caracas Antonio Ledezma, Lorent Saleh, Gabriel Valles, Juan Giraldo y Jhosman Paredes a quienes para la fecha no conocía en persona.
Desde entonces su vida pasó bruscamente de los brazos tiernos de su mamá y un aula de clases a una celda desde la cual no tiene ni una ventana para ver la luz del día. Durante los primeros interrogatorios fue torturado con bolsas, electricidad y golpes. Sus visitas fueron reducidas al mínimo desde un principio y sus familiares más cercanos han sido obligados a dejar el país por la persecución que han tenido del régimen, teniendo como único refugio para su sanidad mental y emocional ese Dios que su mamá le dio a conocer desde muy niño.
El pasado 16 de mayo, Gonzales López y Carlos Calderón, ordenaron que lo golpearan terriblemente, causando una gran ira y protesta por parte de todos los presos del SEBIN. Un drama que aún sigue llenando de lágrimas los corazones de los demócratas alrededor del mundo por lo que en unísono y junto a todos sus seres queridos exigimos su libertad.
#QueSeHagaJusticia, #LiberenAGregory, #LibertadparaTODOSlosPresosPoliticos
Sígueme en las redes: @nasbly

Anuncios

EL PAÍS DE LAS MUJERES BELLAS

septiembre 17, 2015

Nací en San Fernando de Apure el 3 de octubre de 1979 año en que Maritza Sayalero Fernández ganó por primera vez el Miss Universo lo cual marcó los sueños de las jóvenes de mi generación pues, altas o no, la mayoría crecimos con la ilusión de participar en el Miss Venezuela y seguir los pasos de Cristal Montañez, Irene Sáez, Maite Delgado y Viviana Gibelli, entre muchas otras.

Así a temprana edad hice que mis padres me inscribieran en un curso de modelaje y a pesar de que muchos me decían que sería modelo de radio yo, al igual que la mayoría de mis compañeras, tomé las clases muy en serio. Con el tiempo entendí que no todas habíamos nacidos para participar en un certamen de belleza pero no por eso dejábamos de ser hermosas. Que lo importante era lo que teníamos que ofrecer más allá de unas medidas perfectas y que un saludo con una sonrisa cálida y un gesto amable valían más que una corona.

Y es que la mayoría de las adolescentes de mi generación sufrimos por no ser lo suficientemente altas y no ir al Miss Venezuela o por esperar el primer beso de nuestro príncipe azul sin imaginarnos que estábamos viviendo en un paraíso en el que pronto llegaría el lobo a robarle su color a Caperucita. Así nos espantamos con el Caracazo y nos horrorizamos en las dos intentonas de golpe pero jamás pensamos que el terror vendría a quedarse por tantos años.

Por más que Luis Herrara Campíns haya dicho en su discurso inaugural que había recibido un país hipotecado y que en toda nuestra historia democrática haya habido corrupción, los jóvenes tenían futuro, nuestro país era el ejemplo a seguir por sus vecinos y receptor de inversionistas extranjeros que apostaban a una Venezuela prospera y brillante.

Y es que con tanto tiempo sin ver a mis padres extraño el poder tener la libertad de escoger donde quiero estar y lloro por no tener la capacidad de ayudar a las personas que amo y que están allá acorraladas con una inflación que les ha robado los sueños a los jóvenes de representar a nuestro país y volver a casa a triunfar en cualquier carrera que les guste como lo hicieron los ídolos de nuestra generación.

Anhelo volver a mi país y reírme de esta pesadilla, abrazar a mis padres, a mis hermanos, a mis vecinos, a mis compañeros… Reconocer en los extraños aquella alegría que nos caracterizó por muchos años  pero que la inseguridad, la escases y la desesperanza nos han robado.

Añoro con viajar y que los agentes de inmigración al mostrar mi pasaporte no me pregunten si vine a quedarme sino más bien que me den la bienvenida y me digan: ¡Venezuela, el país de las mujeres bellas e inteligentes!

Nasbly Kalinina


¿CÓMO ESCRIBIR UN ENSAYO?

abril 15, 2014

Ideas tomadas del libro escrito por Luis Álvarez: “La Construcción Genotextual. Un Recurso para el Mejoramiento de la Enseñanza de la Redacción”. UEPL. 2001

MODELO NO 1: PLANTEAMIENTO DE UN TEMA

1. Introducción:

  • Se enuncia el tema.
  • Se ofrece su ubicación en el tiempo y/o espacio
  • Una breve ejemplificación
  • Tratamiento progresivo.

2. Desarrollo:

  • Ampliación del tema
  • Explicaciones pertinentes
  • Ejemplificaciones y comprobaciones.
  • Explicación y presencia de temas colaterales: relación de la idea principal con el punto de vista personal.

3. Conclusión:

  • Opinión enfática: elementos léxico-gramaticales
  • Responde a caracteres formales y semánticos
  • Coherencia textual.

 MODELO NO 2: PLANTEAMIENTO DE UNA INTERROGANTE

1. Introducción:

  • Se puede intitular con una interrogante preferiblemente al final de la misma.

2. Desarrollo:

  • Se irá demostrando que se trata de una interrogante retórica.
  • Qué se conoce el tema planteado.
  • Se realiza una larga explicación.

3. Conclusión:

  • Se resuelve la interrogante.
  • Se responde a la pregunta inicial.

 MODELO NO 3: PLANTEAMIENTO DE UN PROBLEMA

1. Introducción:

  • Se asume que un problema es el producto de una contradicción entre un propósito fijado y las posibilidades para su realización.
  • La selección del problema estará vinculada al desarrollo.

2. Desarrollo:

  • El problema debe explicarse exhaustivamente
  • La validez del ensayo consistirá en la defensa que se le haga.
  • No deben ahorrarse ejemplificaciones.

3. Conclusión:

  • Se explica.
  • Se amplía.
  • Se compara y/o ejemplifica.

 MODELO NO 4: ANTECEDENTES DEL TEMA A TRATAR

1. Introducción:

  • Cuando se desea enfocar a través de una panorámica histórica.
  • Se debe comunicar al lector de lo que sucedido antes.
  • Manera como ha sido enfocada la situación o resuelta el problema.

2. Desarrollo:

  • Expresado en presente.
  • Relevancias e irrelevancias.
  • Justificar lo que se propone.

3. Conclusión:

  • Visión a futuro.
  • Visión panorámica.

 MODELO NO 5: DEFINICIÓN DE TÉRMINOS

1. Introducción:

  • Es un primer acercamiento a un trabajo monográfico.
  • Se propone el señalamiento de referencias bibliográficas.

2. Desarrollo:

  • Se corresponde con la definición de términos.
  • Se redacta sobre la base de explicaciones de los puntos de vista que se han sostenido.

3. Conclusión:

  • Es necesario que aparezcan claramente definidos los términos que el autor propone.

 MODELO NO 6: APLICACIÓN DE UN MÉTODO DIALÉCTICO

1. Introducción:

  • Es el más complejo.
  • Se requiere otros conocimientos colaterales.
  • Tesis (afirmación)

2. Desarrollo:

  • Antítesis (negación)

3. Conclusión:

  • Síntesis (negación de la negación). Nunca vuelva a la antítesis.

 

 

 

 

 

 

 


CONECTORES

abril 14, 2014

Los conectores pueden servir tanto para unir oraciones, como para relacionar párrafos entre sí.

UNA CLASIFICACIÓN FUNCIONAL

Fuentes: Halliday y Asan 1976; Celse Murcia y Larsen-Freeman 1983. (Adaptación y traducción: Adriana Bolívar)

I.- ADITIVOS

Adición

  1. Adición simple: además, adicionalmente, lo que es más, y, también, para no mencionar, por no decir.
  2. Adición enfática: además de esto, no sólo esto sino también esto otro, al igual que.
  3. Adición intensificadora: de hecho, en realidad, a propósito de esto, para ser sinceros/honestos/fieles a la verdad, para no hablar de, sin mencionar, ni mucho menos.
  4. Adición alternativa: o, alternativamente, como alternativa, ni, por otra parte, por otro lado, etc.

Ejemplificación

  1. Ejemplo de un miembro representativo: tal como, por ejemplo, como.
  2. Ejemplo de lo más importante: especialmente, en particular, notablemente.
  3. Ejemplo general: lo que incluye, inclusive.
  4. Ejemplo específico: (viene en oración separada) a modo de ejemplo, como ejemplo, para ilustrar esto.

Referencia

Para producir, un tópico, hablando de esto, en cuanto a esto, teniendo esto en cuenta, sobre este tema, sobre este particular, al respecto, en referencia a esto.

Similitud

De manera similar, de igual modo, de la misma manera, por la misma vía, igualmente.

Identificación

Para identificar una constituyente para el cual el lector/oyente ya está preparado, es decir, a saber, vale decir, específicamente.

Aclaratoria

Para aclarar o reformular un elemento precedente, es decir, en otras palabras, dicho de otra manera, puesto en otros términos.

II. ADVERSATIVOS

Conflicto/contraste (dos ideas incompatibles o en contraste): pero, sin embargo, en contraste, no obstante, mientras que, por otra parte, por el contrario.

Concesión (se índica reserva sin invalidar la verdad de la proposición principal): pero, aún, así, sin embargo, todavía, aunque, aún cuando, por otro lado, a pesar de esto, admitiendo esto, teniendo en cuenta que, como están las cosas, dada la situación.

Disgresión (paréntesis)

  1. Circunstancias alternativas: en cualquiera de los casos.
  2. Circunstancias universales – dos o más posibilidades: pase lo que pase, cualquiera que sea el resultado, de todos modos, al final, en cualquier circunstancia.

Reemplazo

  1. Para rectificar un elemento anterior-, (o) al menos, (o) más bien, mejor dicho, etc.

2. Para sustituir un juicio positivo por uno negativo; o un resultado real por una expectativa anterior- en cambio.

 III CAUSALES

Causa/Razón: dado que, visto que, puesto que, debido a que, dado el hecho que, en vista de que, por la razón de que, por cuanto, porque, a causa de que.

Efecto/resultado: de manera que, por esta razón, como resultado de esto, por lo tanto, en consecuencia, así, por ende, en conformidad, pues.

Propósito: para, con este propósito, con la esperanza de que, a los fines de que, por temor o miedo de que (negativo), con la intención de que.

Condición: para introducir la condición: si, en caso de que, siempre que, dado que, en el caso de que, sólo si, a menos que (negativo).

IV SECUENCIALES

Secuencia cronológica y lógica.

  1. Numérica: en primer lugar, primero, segundo, inicialmente.
  2. Inicial (cronológica): al principio.

(cronológica y lógica) Para comenzar, a modo de comienzo, primero que nada, inicialmente, etc.

  1. Combinación de efecto/resultado y resumen: entonces, dados todos estos puntos, por lo tanto, así, en consecuencia, como se ha expuesto.
  2. Resumen de puntos: en general, en total, en totalidad, todo junto.
  3. Conclusión: para resumir, en resumen, en una palabra, en pocas palabras, dicho brevemente.

 


LA ORTOGRAFÍA: Ensayo sobre su pertinencia en el siglo XXI

febrero 3, 2014

El español es una lengua que está constituida por innumerables reglas que pretenden guiar su empleo. Tales reglas, han sido aglomeradas dentro de una disciplina llamada gramática de la cual, se desprende la ortografía que viene a ocuparse del estudio de la escritura correcta. En efecto, la RAE (2010) establece:

La ortografía contribuye decisivamente a evitar la dispersión en la representación gráfica de una misma lengua, dispersión que, llevada al extremo, haría difícil y hasta imposible la comunicación escrita entre sus hablantes y comprometería su identificación como miembro de una sola comunidad lingüística. (p. 15)

Sin embargo, en los últimos tiempos se ha venido discutiendo sobre la necesidad de jubilar la ortografía e incluso algunos extremistas, más recientemente, han sentenciado que la ortografía es un código de exclusión. Por lo que en este ensayo, nos proponemos a defender la justa tradición de mantenernos firmes en el empleo de las reglas ortográficas como forma de cuidar la unidad del idioma a lo largo y ancho de nuestro mundo, por considerar que es vital para nuestra lengua respetar sus principios básicos constitutivos.
El mundo está lleno de reglas, ellas van desde las establecidas por Dios hasta las que mantenemos en nuestras casas pasando por las leyes de tránsito y las normas ortográficas, por lo que hablar de exclusión en cuanto a la aplicación de un grupo de normas dentro de un idioma es absurdo. Así como los mandamientos, son una guía para nuestra vida en el mundo, las reglas ortográficas lo son para la escritura y más que verlas como una forma de sanción o castigo para quienes las incumplen, hay que entender el verdadero sentido para el cual fueron establecidas que es dirigir y orientar nuestra escritura.
Así mismo, tenemos que destacar que en muchos casos el conocimiento nos hace sentir poderosos y no todos sabemos canalizar ese poder de forma adecuada porque mientras unos emplean lo que aprenden para enseñar a los demás, otros lo usan para humillar y sentirse superiores, pero eso no tiene nada que ver con el dominio de la pobre ortografía, sino más bien con la actitud que cada uno tome ante la vida y eso no nos da derecho a solicitar la jubilación de la misma.
A manera de ilustración, imaginémonos la siguiente situación: un domingo en misa, nos encontramos a una de esas señoras que se las pasa día y noche rezando y que se conocen la palabra de Dios al revés y al derecho, les preguntamos algo y no solo nos mira como a un insecto, sino que también nos contesta de mala manera. Una persona de poca fe diría que por eso no cree en Dios y vive como se le da la gana y que quizás las leyes de Dios son pura charlatanería. Otra persona que sí tiene una gran devoción, no le daría importancia porque a la final va a la iglesia por Dios y no por los hombres, así que pensaría que el pecado lo lleva quien actuó mal. De tal manera, que la persona de poca fe podría pedir que se jubilara la Ley de Dios porque a la final ni siquiera los que la predican, la practican, mientras que la segunda persona se aferraría a la importancia de mantener en vigencia dichos mandamientos por ser ellos los que nos orientan el comportamiento, incluso, en situaciones tan difíciles como esas, donde de seguro, la segunda persona simplemente recordaría el más importante de todos los mandamientos: “amarás a tu prójimo como a ti mismo”.
Otro caso, podría ser el de las señales de tránsito. Imaginémonos ahora un típico lunes al mediodía cuando todos salimos a la calle casi al mismo tiempo, montarnos en nuestro carro y encontrarnos que no sabemos si agarrar a la derecha o la izquierda porque no tenemos ninguna referencia de cuál es el sentido de la vía. Las mujeres, en estos casos, nos dejamos llevar por aquello llamado sexto sentido; así que digamos que agarramos hacia la derecha, pero resulta ser que nos encontramos a un carro de frente porque a su conductor le pareció lo contrario. De tal forma, que figúrense el caos que se podría producir en todas las ciudades a nivel mundial, si alguna mente brillante se le ocurriera que deberíamos de jubilar las reglas de tránsito y le tomáramos la palabra.
Finalmente, ubiquémonos dentro de un hogar dónde los padres establecen las reglas de convivencia y les dicen a sus hijos que no deben de llegar después de las diez, cada uno debe de ayudar en las labores de la casa y salir bien en clases. Uno de los jóvenes quien tiene diecisiete años y se cree el súper poderoso porque está por cumplir la mayoridad le propone a sus hermanos que ya es tiempo de jubilar las normas del hogar porque están cansados de recibir órdenes y es tiempo de hacer lo que se les dé la gana, por lo que al caer la tarde cuando los padres regresan a su casa se encuentran con una fiesta de adolescentes, bebiendo alcohol, bailando indecentemente e incluso a una parejita haciendo el amor en su cama. Sin duda, un cuadro “muy hermoso” y todo por haber apoyado esa idea “tan fascinante” de jubilar las reglas establecidas por los padres quienes son los que tienen y deben de tener la autoridad en el hogar.
En fin, los ejemplos sobre la jubilación de las reglas pueden ser innumerables pero estos nos dan una clara idea de que en todos los ámbitos bien sea social, familiar o religioso las normas son establecidas para nuestro propio beneficio. Pretender hablar de una exclusión, por el solo hecho de tener que acatarlas, es una simple excusa inventada por quienes tienen una gran flojera mental de esforzarse en lograr dominarlas.
Ahora bien, estas ideas están íntimamente relacionadas con el mantenimiento de la ortografía debido a que ella busca orientar al escritor para que sepa cómo debe de escribir cada palabra correctamente y ser entendido por quien lo lee. Ciertamente, tendremos que admitir que, por diversas, razones que normalmente van de lo históricas a lo etimológicas, nuestro sistema ortográfico dispone de varias posibilidades para representar un mismo fonema como por ejemplo, el fonema /j/, para cuya escritura usamos los grafemas j (jinete) y g (giro) (RAE, 2010).
Si bien es cierto que esos detalles son los que más incomodan a los estudiantes del idioma, por ser una de las normas más difíciles de aprender, no es menos cierto, que los retos nos hacen más capaces de afrontar la vida que de por si está llena de dificultades. Derrumbarnos por algo tan simple, como es el aprendernos unas reglas que han sido diseñadas para cuidar nuestro lenguaje a lo largo y ancho de nuestra esfera terrestre, es una debilidad personal más que de nuestro sistema idiomático.
Lo que, en todo caso, se puede proponer son algunos cambios a las reglas que pueden llegar a ser ambiguas, pero hay que entender que la mayor parte de las reformas realizadas en los sistemas ortográficos de las lenguas que han contado con escritura desde sus orígenes han sido parciales y progresivas (RAE, 2010: 20).
A manera de conclusión, debemos recordar que en un mundo sin reglas, reina el caos, de modo que un lenguaje sin ellas no llegaría ni siquiera a existir, por lo que la pertinencia de la ortografía aún en nuestro siglo es total y definitiva. En todo caso, es censurable la forma en que algunas personas corrigen a otras, pero eso no tiene nada que ver con la norma, sino más bien con la actitud de nosotros mismos.

BIBLIOGRAFÍA

– Real Academia Académica: Ortografía (2010).