HIJA ©Nasbly Kalinina

febrero 7, 2014

Dedicado a Maya Berry Spear.

Qué triste es el silencio de tu partida,
Qué triste cuando fue destruida una familia,
Qué triste tener que decirte adiós
Aún y cuando no te conocí mientras vivías.

Un mes llorando por tu hija,
Una vida entera vacía,
Una pequeña sin sus padres,
Y los recuerdos de su vida.

Hoy quiero decirte que te extraño
Y que lamento la tragedia,
Tragedia para mi Venezuela querida.

Otra niña sin la protección de sus padres
Sin su dulce compañía,
Una perdida imborrable para esa pobre niña.

La vida es una eterna batalla
Hace un mes venció el mal
Aún así la esperanza quedó establecida.

No se trata solo de tu muerte,
Ni la de tu fiel esposo,
Se trata de una bella familia.
Y quien esto no lo entiende
Es porque no ama la vida.

Hoy quiero decirte mi Maya querida:
No estás sola porque tus padres
Dejaron muchas velas encendidas
Para tu protección y dicha.

Te pido mi pequeña no te apartes de Dios
Ni te acuestes nunca sin pedir su compañía,
El seis de enero te demostró su amor
Dándote otra oportunidad para que rías.

La Virgen María es nuestra Madre,
A ella deberás saludarla todos los días,
Al levantarte y al acostarte como lo hacías
Con Mónica mientras podías.

Tienes a tu familia,
El amor de un continente
Desde que evadiste la muerte
Y dos ángeles
Que te acompañarán siempre,
Porque tuvieron el gusto
De llamarte hija.

Maya nació en Caracas el 10 de octubre de 2008

Sus padres: Thomas Berry† y Mónica Spear†

Anuncios

Dreaming

enero 5, 2014

How did Shakespeare talk about love?
What did he has in his mind and soul?
How can I say things with his core?

Maybe if I dream I am him
I would be able to have his wit
And if I write about my feelings
My ideas will beat

I wish to have his talent
to make things with words
I wish being a candle
and shine trough…

I could be many things
but I chose being yours
I could live wherever
But I stayed and for you fall.

I am not English, neither you
I am not Shakespeare
but I adore you…

I have a dream:
find the truth love
and being a good writer
like the one in Stratford-upon-Avon.


BUSCANDO AL PRÍNCIPE AZUL ©Nasbly Kalinina

diciembre 3, 2013

Por años he buscado
Por años he soñado,
Llorado y suspirado.
Por sus ojos,
Esos que con tan solo mirarlos
Sabría que son los esperados.
Una hermosa sonrisa
En un hombre honrado
Es lo deseado.
Que sea inteligente y trabajador,
Con ganas de formar un hogar
Como lo manda Dios
Ese es mi reclamo.
Que me ame como a ninguna,
Que tenga gran imaginación
Para mantener la llama encendida
Entre los dos.
Que sea muy trabajador
Que tenga buena presencia
Y expresión.
No pido promesas ni riquezas
Sino hechos de un emprendedor
Con quien poder tener
y criar a mis hijos
Con mucho amor.
Quizás pido demasiado
Y por eso sigo esperando
La llegada de ese príncipe
Que se gane mi corazón.
Hay quienes lo encuentran
Sin mucho buscarlo,
Hay quienes desprecian
La oportunidad
Que otros han ansiado.
Hay quienes se burlan
Y condenan
A quienes no han conseguido
El afecto que ellos
Hace mucho han disfrutado.
Hay quienes envidian
Por envidiar
Sin saber lo que el otro
Está pasando.
Yo, en cambio,
Vivo soñando
Y con ello esperando
La fe en Dios me mantiene
La esperanza en alto.
Hay tiempo para todo
Y el que hoy ríe
Mañana estará llorando
Quien realmente cree en el Señor
Nunca se sentirá desesperado,
Él nos dejó a su Madre
Para ser consolados.
Sigo buscando a mi príncipe
Y él me seguirá buscando
Hasta encontrarnos.
Sigo imaginando sus labios
Dulces y varoniles
Sedientos por ser devorados
Por una pasión
Que nos haga volar
Con tan solo tocarnos.


MI TÍA QUERIDA ©Nasbly Kalinina

noviembre 27, 2013

Se apagó la luz de tus ojos

Pero no tu alma que

Siempre vivirá entre nosotros.

Te fuiste a un lugar remoto

Dejando a tu amado esposo

Y tres hijos grandes y hermosos.

La última vez que nos vimos

Supe que morías y me negué

A darte un beso de despedida

¡Ingenua! Quería retrasar

Tu partida.

Hoy te decimos adiós

Aunque no así a mi heroína

Quien nos dejó un ejemplo

De amor  y sabiduría.

Mi tía querida: moriste pobre

En una cama que no te pertenecía

Pero llena de un amor

En el que siempre estarás viva.

A la memoria de Luz Marina Barrera de Escalona † 25/11/2013

Que brille para ella la luz perpetua

 y que descanse en paz. Amén

Virgen del Carmen


One inspiration ©Nasbly Kalinina

mayo 24, 2010

One inspiration

It`s only what I need to write.

One inspiration,

And your love to fly.

I need one inspiration,

And your big  smile.

I want to live

And for you write.

I want to tell the truth

I am for you dying.

I am happy thinking

About  your beautiful eyes.

I wanted one inspiration

And you came with your big  smile”.


Where is my mind? ©Nasbly Kalinina

octubre 23, 2009

“Where is my mind?,

When I want to write.

Where are my tears,

When I want to cry.

Where is my soul?,

When I am waiting  for  my love.

What is he called?

I want to know.

Where is my mind?,

When I am thinking only  of  him,

Who is he?

I want to think.

I have been waiting

all my life, but

I still don’t know,

Who can be.

I want to cry.

But, I don’t know why

I don’t have anyone

Who makes me smile”

Oxford, 2004


INVERNAL de Rubén Darío

septiembre 20, 2009

Noche. Este viento vagabundo lleva
las alas entumidas
y heladas. El gran Andes
yergue al inmenso azul su blanca cima.
La nieve cae en copos,
sus rosas transparentes cristaliza;
en la ciudad, los delicados hombros
y gargantas se abrigan;
ruedan y van los coches,
suenan alegres pianos, el gas brilla;
y si no hay un fogón que le caliente,
el que es pobre tirita.

Yo estoy con mis radiantes ilusiones
y mis nostalgias íntimas,
junto a la chimenea
bien harta de tizones que crepitan.
Y me pongo a pensar: ¡Oh! ¡Si estuviese
ella, la de mis ansias infinitas,
la de mis sueños locos
y mis azules noches pensativas!
¿Cómo? Mirad:
De la apacible estancia
en la extensión tranquila
vertería la lámpara reflejos
de luces opalinas.
Dentro, el amor que abrasa;
fuera, la noche fría;
el golpe de la lluvia en los cristales,
y el vendedor que grita
su monótona y triste melopea
a las glaciales brisas.
Dentro, la ronda de mis mil delirios,
las canciones de notas cristalinas,
unas manos que toquen mis cabellos,
un aliento que roce mis mejillas,
un perfume de amor, mil conmociones,
mil ardientes caricias;
ella y yo: los dos juntos, los dos solos;
la amada y el amado, ¡oh Poesía!
los besos de sus labios,
la música triunfante de mis rimas,
y en la negra y cercana chimenea
el tuero brillador que estalla en chispas.
¡Oh! ¡Bien haya el brasero
lleno de pedrería!
Topacios y carbunclos,
rubíes y amatistas
en la ancha copa etrusca
repleta de ceniza.
Los lechos abrigados,
las almohadas mullidas,
las pieles de Astrakán, los besos cálidos
que dan las bocas húmedas y tibias.
¡Oh, viejo Invierno, salve!
puesto que traes con las nieves frígidas
el amor embriagante
y el vino del placer en tu mochila.

Sí, estaría a mi lado,
dándome sus sonrisas,
ella, la que hace falta a mis estrofas,
esa que mi cerebro se imagina;
la que, si estoy en sueños,
se acerca y me visita;
ella que, hermosa, tiene
una carne ideal, grandes pupilas,
algo del mármol, blanca luz de estrella;
nerviosa, sensitiva,
muestra el cuello gentil y delicado
de las Hebes antiguas;
bellos gestos de diosa,
tersos brazos de ninfa,
lustrosa cabellera
en la nuca encrespada y recogida
y ojeras que denuncian
ansias profundas y pasiones vivas.
¡Ah, por verla encarnada,
por gozar sus caricias,
por sentir en mis labios
los besos de su amor, diera la vida!
Entre tanto hace frío.
Yo contemplo las llamas que se agitan,
cantando alegres con sus lenguas de oro,
móviles, caprichosas e intranquilas,
en la negra y cercana chimenea
do el tuero brillador estalla en chispas.

Luego pienso en el coro
de las alegres liras.
En la copa labrada, el vino negro,
la copa hirviente en cuyos bordes brillan
con iris temblorosos y cambiantes
como un collar de prismas;
el vino negro que la sangre enciende,
y pone el corazón con alegría,
y hace escribir a los poetas locos
sonetos áureos y flamantes silvas.
El Invierno es beodo.
Cuando soplan sus brisas,
brotan las viejas cubas
la sangre de las viñas.
Sí, yo pintara su cabeza cana
con corona de pámpanos guarnida.
El Invierno es galeoto,
porque en las noches frías
Paolo besa a Francesca
en la boca encendida,
mientras su sangre como fuego corre
y el corazón ardiendo le palpita.
¡Oh crudo Invierno, salve!
Puesto que traes con las nieves frígidas
el amor embriagante
y el vino del placer en tu mochila.

Ardor adolescente,
miradas y caricias;
cómo estaría trémula en mis brazos
la dulce amada mía,
dándome con sus ojos luz sagrada,
con su aroma de flor, savia divina.
En la alcoba la lámpara
derramando sus luces opalinas;
oyéndose tan sólo
suspiros, ecos, risas;
el ruido de los besos; y la música triunfante de mis rimas,
y en la negra y cercana chimenea
el tuero brillador que estalla en chispas.
Dentro, el amor que abrasa;
fuera, la noche fría.